FANDOM


A pesar de estar acorazado como los modernos cocodrilos, sus patas palmeadas revelan que el Steneosaurus probablemente pasara casi toda su vida en el mar y solo saliera a tierra firma para poner los huevos, dado que estos no pueden sobrevivir en el agua. Llama la atención el notable tamaño de los cuarto traseros, lo que indica que si que pasaba la mayor parte del tiempo en el agua, además se encontró cerca de fósiles de animales marinos. Su hocico era muy largo y las mandíbulas estaban repletas de dientes muy afilados que, cuando cerraba la boca, actuaban como una jaula de forma que le era más fácil atrapar a sus presas, los peces. En los restos de este animal se hallaron trozos de roca que servían además de para mantener la estabilidad, para triturar los alimentos en el estómago.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.