FANDOM


Araripesuchus es un género extinto de cocodrilomorfos que vivieron durante el período Cretáceo de la última parte de la era Mesozoica, hace unos 125 a 65 millones de años.​ Se consideran generalmente perteneciente a los notosuquios (pertenecientes al clado Mesoeucrocodylia). Araripesuchus se puede distinguir por los bordes del hocico lateralmente bombeados, con el bombeo siendo el más prominente alrededor del área de un diente maxilar agrandado. Hay seis especies válidas dentro de este género.

Descubrimiento e historia Editar

El género fue descrito en 1959 como A. gomesii un cocodrilo notosuquio de la famosa formación Santana, en Brasil. El holotipo usado para describir el género, 423-R, está actualmente al cuidado de la División de Mineralogía y Geología en el Departamento Nacional de Producción Mineral en Río de Janeiro y consiste en un solo cráneo que se articula con la parte de una quijada más baja. Un espécimen más completo, AMNH 24450 es conservado por el Museo Americano de Historia Natural. Una segunda especie, A. wegeneri fue descrita en 1981. Esta especie fue descubierta de depósitos del Cretácico Inferior de Níger, África, en comparación con la paleodistribución sudamericana de la otra especie en el género. El espécimen tipo, GDF-700 que consiste en algunos elementos fragmentarios de la quijada, reside en el Museo de Historia Natural de París.​ El A. patagonicus fue descrito de un espécimen de la Patagonia argentina (MUC-PV 269) en 2000.​ Otra especie que se asignada al género, es A. buitreraensis, descrita en 2005. Esta especie fue descrita a partir de un solo cráneo (MPCA-PV 235) recuperado de últimos depósitos cretáceos en lo que ahora es Argentina. Con 130 milímetros, el cráneo es el espécimen más grande de Araripesuchus descubierto hasta la fecha. Una quinta especie, A.tsangatsangana fue descrita en 2006. Este espécimen tipo fue descubierto en los depósitos cretáceos de Madagascar. El análisis de este espécimen solidifica la posición de A. wegneri como miembro del género. A. wegeneri es geológicamente el más joven conocido de este género.

Paleoecología Editar

Araripesuchus se ha recuperado de los continentes de Sudamérica y de África lo que sugiere un origen en Gondwana para la evolución del género. En la época de la existencia de Araripesuchus, Sudamérica y África estaban físicamente adyacentes la una de la otra. Las diversas especies se desarrollaron a partir de un tronco común en el área citada, irradiando desde un punto todavía no identificado de origen. La presencia de especímenes en Madagascar consolida este modelo evolutivo de radiación

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.